La primera vez que le/me escribí una carta a mi futura yo fue gracias a Caro Chavate y Keri Smith. Fue un ejercicio que me gustó mucho y me prometí repetirlo cada diez años, al cambiar de década. Unas semanas después me fui a Londres y

Leer más >