¿En qué tipo de mundo te gustaría habitar? En el libro “El mundo imaginario de”, de Keri Smith, la autora da ejercicios para crear nuestro propio mundo: describir una calle, dibujar un mapa, hacer una lista de identidades secretas, construir un museo, hacer reglas de comportamiento, escribir una constitución, dibujar los paisajes, crear artefactos históricos. Empecemos por lo simple: ¿cómo sería el clima de tu mundo imaginario? ¿Hay estaciones? ¿Llueve? ¿Temperatura promedio? ¿Hay auroras boreales, sol de medianoche? ¿Es húmedo, seco? Describilo, imaginate un día en ese clima, y si querés seguir con el ejercicio de construir el mundo, pensá en los paisajes y en cómo sería tu casa. Acordate que tu mundo imaginario no tiene por qué parecerse al real, tal vez tiene condiciones climáticas revolucionarias, como lluvia de libros o árboles hechos con biromes.

Seguir leyendo