La leyenda dice que una vez desafiaron a Hemingway a escribir un cuento en seis palabras. El resultado: “On sale: baby shoes, never worn” (“Oferta: zapatos de bebé, jamás usados”). Así nació el micro-género de las historias en seis palabras. En el 2006, la revista SMITH desafió a lectores y escritores que admiraban a escribir sus memorias en seis palabras (six-word memoirs) y de ese ejercicio salió un libro: “Not quite what I was planning. Six-word memoirs by writers famous and obscure”. Hemingway había demostrado que se podía contar una historia con media docena de palabras y la revista demostró que también se puede relatar una vida con esa cantidad. Es cuestión de saber elegirlas bien. Un tiempo después, los mismos editores publicaron “Six-word memoirs on love and heartbreak”, historias de amor y desamor en seis palabras. Me encanta ese libro y se los recomiendo, aunque solo se consigue en inglés.

Seguir leyendo