Cuando empecé a viajar, en el 2008, iba a todas las iglesias y museos que me cruzaba en el camino porque creía que esos eran los lugares que una viajera tenía que visitar. Me aburría bastante. Ahora en cada viaje me dedico a recorrer librerías y papelerías porque son los lugares que me gusta explorar. Hace unas semanas viajé a Chile con dos objetivos: presentar “El síndrome de París”, mi segundo libro, y hacer la ruta de las papelerías (autogestionada) en Santiago. Googleé mucho, pregunté bastante y estos fueron mis resultados. Seguramente queden lugares sin mencionar, así que si conocen más comenten y voy ampliando el mapa.

Seguir leyendo