Ayer fue «La noche de las librerías» en Buenos Aires y yo caí sin saberlo. Fui porque un amigo me invitó a ver una charla de historieta argentina y recién cuando vi que la avenida Corrientes estaba cortada y que había puestos en la calle me di cuenta de que era un evento más grande. En una de las mesas, un grupo de artistas dibujaba tapas de libros a pedido, había que completar un papelito con alguna de las siguientes opciones: «Título y autor de tu libro preferido», «Título y autor de un libro que te llegó por correo», «Título y autor de un libro que no pudiste terminar», «Título y autor de un libro que querés que te regalen», «Título y autor de un libro que regalaste», «Título y autor de un libro que no entendiste», «Título y autor de un libro que no existe». Después de dibujar la tapa, real o inventada, la colgaban de un hilo con un gancho de ropa y quedaba en exposición al aire libre. Y por cosas así es que me encanta Buenos Aires.

Seguir leyendo