I. La creación

El mazapán es huérfano,
nadie reclama su paternidad.
Dicen que es hijo del polvo de una almendra que en medio de una orgía
decidió ponerle azúcar a las cosas.
Otros aseguran que en su ADN hay maní,
leche condensada,
semillas de calabaza,
arroz,
nueces,
“cacahuete”.
Pero el mazapán de pura raza
tiene almendras peladas y nada más.

Seguir leyendo