Escribí este texto para el taller de narrativa y ficción de Pedro Mairal en el 2013. Fue el primer texto que nos encargó y la consigna era: escriban acerca de su superhéroe de la infancia. Tuvimos que leerlo en voz alta en la reunión siguiente y yo casi me muero porque nunca había leído un texto de este estilo en voz alta frente a desconocidos —que terminaron siendo mis amigos, pero recién nos conocíamos—. Acá va mi texto, no le cambié ni una coma, aunque estoy tentada de hacerle varias correcciones.

Seguir leyendo