Papelería

Siempre quise tener una librería-papelería: sería la excusa perfecta para acumular todas esas cositas que me gustan. Acá vas a encontrar historias, fotos y cataciones de cuadernos, biromes, cajitas, papeles, así como recomendaciones de los elementos y aplicaciones que uso para escribir más cómoda.

Cada vez que recorro una ciudad que ya conozco siguiendo la ruta de las papelerías siento que la vuelvo a ver por primera vez. Encontrar estos negocios en París fue como abrir pequeños portales mágicos a una dimensión desconocida. Las papelerías de París me parecieron de

Leer más >

Debe ser la quinta vez que vengo a Madrid y hasta ahora no había hecho esta ruta acá. Encontré más lugarcitos de los que esperaba, lo cual es muy bueno. Las papelerías y librerías están concentradas en la misma zona así que se puede ir

Leer más >

Estoy en el paraíso. No pensé que los japoneses se tomaban la papelería tan en serio, no pensé que existía un país de stationery worshippers. Al igual que en Nueva York, mis recorridos por Tokio están armados en función de las papelerías y librerías que

Leer más >

Cuando supe que nos íbamos a Nueva York lo primero que hice fue googlear librerías y papelerías (lo que en inglés se llama stationery stores) y marcarlas en el mapa. Soy loca por este tipo de negocios que en Buenos Aires casi no existen, así

Leer más >

Cuando empecé a viajar, en el 2008, iba a todas las iglesias y museos que me cruzaba en el camino porque creía que esos eran los lugares que una viajera tenía que visitar. Me aburría bastante. Ahora en cada viaje me dedico a recorrer librerías y papelerías

Leer más >

La semana pasada fui con amigos a Comicópolis, el festival internacional de historietas que se hace en Buenos Aires hace tres años. Después de recorrer los stands de las editoriales, salimos un rato a tomar aire y nos acercamos a mirar una fila de puestos.

Leer más >

La consigna era coleccionar objetos mágicos. Miré a mi alrededor y pensé en agarrar una moneda y decir: “Esta moneda sirve para viajar en el tiempo, si sale cara vas al pasado, si sale cruz vas al futuro. El valor de la moneda determina la cantidad

Leer más >

Hace mucho que no paso por acá. No sé si habrá alguien esperando del otro lado, pero si es así, solo quiero decir que este blog es como el correo: tarda pero llega. Es un slow blog. Al volver de este último viaje me di

Leer más >

Para escribir este post quisiera estar en casa, donde tengo mis cosas de papelería. O quisiera volver a mi infancia y preadolescencia y sacarle fotos a todas las cartucheras que tuve. La loca de los cuadernos, de las cartucheras y de las mochilas. Pobre mi

Leer más >

Me encantan las listas. Me encanta pensar en listas y escribir listas. Si tuviera que hacer una lista de tipos de listas, diría que existen dos: A) las de cosas para hacer (los pendientes) B) todas las demás Yo escribo de las dos. A) Listas

Leer más >

Descubrí Skillshare de casualidad. Hace un tiempo se me dio por empezar a estudiar hand-lettering —el arte de dibujar letras y frases a mano, algo que me gustaría empezar a hacer en mis libros— y yendo de un enlace a otro caí en Skillshare. Me pareció una

Leer más >

No sé mucho acerca de Shinzi Katoh. Solo que es japonés e ilustrador, y que sus diseños me hacen volver a ser una nena. Descubrí su trabajo en una librería de Vancouver (Canadá), cuando me encontré con un cuaderno ilustrado por él. Es el que

Leer más >

Le dije chau al Word —el procesador de texto que todos usamos por default— hace más de cinco años. Un día lo cerré y nunca más tuve necesidad de abrirlo. Cuando cambié de computadora ni lo instalé. El culpable de esto fue Lucas, un amigo de

Leer más >

En mí conviven dos personas: 1. la chica que viaja y trata de cargar la menor cantidad de cosas posibles: la minimalista. 2. la chica que escribe y que colecciona un montón de cosas chiquitas que no sirven para nada: la cachivachera. A veces pienso

Leer más >

Uno de mis lugares preferidos de Biarritz, la ciudad francesa en la que estoy viviendo, es La maison des arts: una papelería chiquita pero repleta de cosas. Como me queda cerca, cada vez que paso por la puerta entro y me quedo mínimo media hora mirando. El

Leer más >

Supe de la existencia de las libretas y cuadernos Moleskine por mi papá, que es periodista y me los mostró en una librería en Estados Unidos hace unos doce años. Me contó que la libreta negra era famosa porque era la que usaban grandes periodistas, escritores

Leer más >

Cada país hispanohablante tiene su palabra para referirse a ellas: bolígrafo, lapicero, lapicera, pluma, lapiz tinta, esfero, puntabola, biro. En Argentina le decimos birome, que es el nombre de la marca que la inventó, o lapicera. Son las ballpoint, las que tienen una bolita en la punta.

Leer más >

Hay tres cosas que no puedo evitar comprarme, esté en Buenos Aires o de viaje: 1. Libros 2. Postales 3. Cuadernos Ya tengo más de los que voy a poder leer/mandar/escribir en mi vida, pero mis impulsos de compra compulsiva no desaparecen. Me convenzo diciendo

Leer más >